3 dic. 2013

Nos los representantes del pueblo argentino, reunidos en la AFIP nacional constituyente declaramos complicarte la existencia


Mi affaire con AFIP no termina.
Sigue a través de los meses y de los años.
Si tuviera que hacer una historia de vida de mi relación caótica con AFIP (que más que una agencia estatal de recaudación parece un ex novio patriarcal y celoso) tendría que mencionar mis fallidos intentos de tener una relación amigable. Algunos ustedes ya los han conocido...:
1. Pido moneda para viajar a Ecuador a dar unas conferencias. Me rechazan el pedido por no tener un sueldo digno. Y me dicen que la próxima vez vaya con la carta del papa. No volví porque justo hubo cambio de máxima autoridad católica y, la verdad, no me llevo bien con ninguno de los dos (ni el sospechado-nazi alemán, ni en sospechado-colaboracionista argentino).
2. Llega la primera carta de AFIP intimándome a dar cuenta de con qué plata me fui a Ecuador, dado que mi sueldo (el que el Estado me paga) es bajo y ellos no me vendieron dólares.
3. Insistente, pido moneda para viajar a Europa. Me la rechazan. Ahora el sistema dice que no tengo sueldo ni actividad declarada. El empleado de AFIP me recomienda que me ponga a laburar porque todos sabemos que CONICET es una cueva de vagos (me lo dice mientras se clava una suprema con fritas arriba del mostrador donde trabaja).
4. Escribo nota de queja por malos tratos. Nota de queja llega a manos del encargado de reclamos. Que es el mismo que come la suprema y me maltrata. Nota de queja sirve de servilleta a encargado de reclamos. Escándalo. Seguridad me pide que me retire.
5. Llega la segunda carta de AFIP sugiriéndome que blanquee los dólares que tengo amarrocados (¿?)
6. Otra vez, para aburrir, Pido moneda de nuevo, con permiso del CONICET, para viajar a Alemania. AFIP considera mi pedido improcedente y me sugiere que vaya al mercado negro porque "en verdad a la gente con sueldos bajos o en negro nunca les vendemos", confesó el empleado.
7. Les comento a los empleados de AFIP que venderle moneda extranjera sólo a los ricos es una medida clasista que atenta contra lo nacional y popular.
8. Empleados ríen y me dicen que no me venderán y que "me la tendré que arreglar sola".
9. Viajo sin euros pero con una donación desinteresada que realizó una amiga y con tarjeta de crédito. AFIP le agrega el 20 y 25% a mis compras.
10. Llega la tercera carta de AFIP, esta vez a casa de mi madre (en La Pampa), invitándome de nuevo a entrar en el plan de blanqueamiento de capitales (Cuáles?). Antes que nada, que alguien me explique por qué AFIP manda cartas a mi nombre a la casa de mi madre cuando jamás registré su domicilio como el mío.
11. Reclamo me devuelvan el dinero que me quitaron de mi tarjeta (como les conté anteriormente), amparándome en un inciso que sostiene que la quita porcentual de gastos con tarjeta de crédito en el exterior NO se aplica a quienes tengan un sueldo menor a tanto o a quienes no paguen tributación por ganancias.
12. AFIP acepta reclamo porque OH! casualidad, descubren que efectivamente si no tengo suelo en blanco, ni sueldo alto ni estoy registrada como trabajadora es porque, OH! casualidad, no genero "ganancia" alguna.
13. 8 meses después AFIP sigue sin definir la devolución del dinero.
14. Viernes pasado, me acerqué a la sucursal y reclamé, diciendo que cuando me lo devuelvan el dinero me alcanzará para pagar los 8 colectivos que gasté para ir a hacer trámites. Trámites todos fracasados, que ninguno sirvió de nada y que en total me habrán llevado alrededor de 25 hs.
15. El contador de la sucursal, que vendría a ser el amigo-fiestero de AFIP (el ex novio patriarcal y machista que te controla salidas y llegadas), me informa

"AFIP no te va a devolver la plata. Porque no debería habértela sacado. Ahora no te la va a devolver, porque devolverla, sería hacerse cargo de que no era lo mejor quitártela. Entonces lo más probable es que AFIP rechace todos estos pedidos"

16. Le avisé que darle características Humanas a un objeto inanimado como AFIP era medio pelotudo y que en todo caso responsabilicemos a quien es responsable (o la clase política, o la voluntad de dicha clase o las decisiones políticas) en vez de fingir que AFIP, "un ente superior" piensa por todos nosotros.
17. "Yo creo que la sanción se va a eliminar", sostuvo el "humanizador" de instituciones.
18. En un claro "martes negro" el gobierno avisa que no sólo no se eliminará la sanción de compras en el exterior, sino que se aumentará al 35%.
19. En el nombre de mi ex AFIP, de su amigo fiestero contador, de Echegaray y de todos los ciudadanos del mundo que habitando el suelo argentino quieran hacer compras en el exterior, declaro mis 20 y 25% correspondientes perdidos en el más oscuro tubo trasero (si si, eso que están pensando) de este sistema capitalista que premia a los grandes ganadores.
20. Que las retenciones que me han aplicado sean de su gusto y agrado y que obstruyan el camino que utiliza la milanga de pollo dentro del cuerpo humano para salir al exterior.