5 ago. 2013

Sobre sujetos (a)críticos y vanguardias oscurantistas

A vos te hablo, a vos que perdiste la conexión entre prédica y práctica.
A vos que criticás en tus artículos todas las violaciones a los derechos y repudiás toda clase de violencia política y social, para reproducir en tu vida cotidiana todo aquello que decís aborrecer.
A vos te digo, que disociás tu cotidianeidad de tu objeto de estudio.
A vos te digo pseudo progresista ilustradx.
A vos que tenés 34 mil trabajitos sobre la tiranía y la dictadura y que terminás aparateando asambleas y haciendo fraude en las elecciones.
Sí, a vos te digo que decís ser "zurditx" en los espacios políticamente correctos, no siéndolo jamás en tus prácticas cotidianas porque se te pone muy complicado.
A vos te hablo, que te llenás la boca comprendiendo los nuevos procesos democráticos en América Latina pero seguís creyendo que "los negros votan mal" y menos mal que esta vez votaron mal pero a favor tuyo.
A vos te invito, sí.. sí, a vos.
Charlemos sobre esto de no citar a alguien intencionalmente porque lo considerás inferior.
Charlemos sobre los egos enormes que obnubilan el juicio racional.
Charlemos sobre gente escribiendo lo mismo que otra gente, pero así: lo mismo, pero sin mencionar que ya otra/o escribió lo mismo.
Charlemos sobre el ninguneo y sobre el error metodológico de obviar una producción grupal densa y concisa sólo por un pequeño problema de enorme autoestima.
Si che, charlemos sobre la academia de las ciencias sociales, sus académicas y sus académicos. Charlemos sobre cómo del sector “más progre” de la universidad salió la gente “más conserva”, o peor aún, más hipócrita. Charlemos, dale, charlemos, que claramente nos  hace falta.