25 jun. 2011

Una (más) de humor negro: La llamada del sexto sentido, "You see dead people"

Para complementar esta historieta, les traigo esta otra, más reciente: conversación del día miércoles a la temprana madrugada.
En la cálida habitación de mi hogar, Simón y yo dormíamos placidamente.
Suena el teléfono.

Magui- ¿Hola?Señor 1- Hola, ¿vos vivís en ¬#”·%&/ y /)(=&%$?
Magui- Si
Señor 1- Y te llamás ¬#@&/·%&, ¿no?
Magui- Si
Señor 1- Ah, queríamos decirte que tu papá tuvo un accidente
Magui- ¿Mi papá?Señor 1- SI. Está mal pero lo encontramos recién y estamos por ayudarlo, pero no tenemos plata necesitaríamos que…Magui (Interrumpe)- ¿vos decís que tenés a mi papá con vos y que tuvo un accidente?
Señor 1- SI. Pero quedate tranquila, porque si vos nos mandás…
Magui (Interrumpe)- ¿Pero vos sos espiritista o tenés una tabla güija?

Señor 1- Mirá, tenemos a tu viejo y a tu hijo, esto no es joda, pendeja.
Magui- ¿A mi hijo también? ¡Ah no! ¡Vos no sólo ves gente muerta sino que tenés amiguitos imaginarios! Sos completo. ¿No pensaste en protagonizar una peli de terror? Porque las tenés todas.Señor 1- No jodás más porque los vamos a hacer boleta.
Magui- Mirá boludo, hijo no tengo, mi viejo murió y lo que más me molesta de todo esto es que me despertaste a las 6 y media de la mañana para hablar idioteces. Llamá a otra persona y seguí participando.

Señor 2- Y? cómo fue?
Señor 1 - No sé boludo, se me cagó de risa. Era rara esa piba.
CORTARON

Que el señor que ve fantasmas y habla con gente muerta diga que yo soy rara, es realmente algo que me tiene sin dormir desde el miércoles.

15 jun. 2011

Resonancia resonante que te re-suena

Además de esto y de esto otro y de aquello otro también, aún tengo una anécdota más sobre mi perturbada relación con el sistema de salud.


Ella se cagó las cervicales.
Ellos le dijeron que tenía que hacerse una resonancia magnética.
Ella se apersona en la clínica.
Ellos la llaman para ingresar al “resonador”.
Ella pasa.
Ellos la colocan sobre una camilla deslizable que se introduce dentro del tubito cerrado con el cual te hacen el estudio.
Ella se da cuenta que no es que entra adentro del túbulo, sino que encastra en él.
Ellos comienzan el estudio.
Ella se queda quieta para evitar que se demore más el proceso.
De repente, la máquina se apaga, todo se “resetea”. Se apagan las luces, se suspende el armónico y bello sonido a taladro contra el asfalto que genera la maquinola cuando anda. Es claro, hay que decirlo:
Ella quedó encerrada.
Ellos llaman a seguridad y a sistemas.
Ella hace una revisión de sus posibilidades reales de huir.
Ellos (de sistemas) dicen que ellos (de seguridad) deben sacar a la morsa de adentro de la máquina, porque si tratan de arreglarla con un ser vivo adentro, el mismo podría estallar, prenderse fuego, o mutar en oruga atómica.
Ella decide que es momento de salir de allí, aunque sea arañando las paredes de plástico o mordiéndolas.
Ellos le avisan que es imposible, porque ella está atada, que hay que sacarla “con palanca”.
Ella insiste y trata de zafar de las garras de la máquina asesina, a la cual se halla atada con sogas, cascos y esposas de terciopelo.
Ellos la desalientan.
Ella fracasa, cierra los ojos y se acomoda, esperando pasar la noche allí.
De repente, el salvador de seguridad metió un palo de escoba y logró sacar la camilla del tubo resonador, al grito de “ahhhhhh, Está pesado esto”... “Esto” era ella.
De repente, el salvador empleado de "seguridad" logra correr la cama movible, haciendo palanca con un palo de escoba que tenían en el salón (clara evidencia de que se debe romper bastante a menudo el equipo). Mientras la corre, sostiene "ahhhh la mierda, está pesada la cosa". La cosa, la cosa era ella.
Ellos replican “No, no es para tanto, debe estar trabado, porque han venido peores, una vez vino un tipo que pesaba como...”
Ella interrumpe “estoy acá, boludos, dejen de hablar como si no escuchara, me quedé trabada en una máquina, no me quedé sorda”
Ellos sentencian que tienen que empezar todo, TODO, el estudio de nuevo.
Ella pensó que nada más terrible que el dolor terrible de espalda que tenía podía sucederle ese miércoles.
Ellos, le hicieron aprender que lo peor, pero lo peor-peor, no había llegado aún.

8 jun. 2011

Tres cosas que necesito decir sobre la forma de expresión de 3 sujetos políticos actuales (y por las cuales seguro me van a pegar duro)

1. 678: equipo que padece lo que denomino el “síndrome de la amputación de palabras, estilo adolescente”. Faltaron “al cole”, no rindieron “filo”, discutieron con “la profe”, “la peli” empezó cuando ellos llegaron al cine, la tienen mucho más clara que “la opo” y descubrieron la única “corpo”. Cantaron “pri” y el que llega “ulti” cierra la puerta.


Quiero decirles que cuando hablan de esa manera, “sient qu son tod bolu”


2. Santaolalla: este sujeto que se demuestra inhabilitado a la hora de elaborar frases complejas, ha adquirido la muletilla y el esquizoide hábito de hablar sólo diciendo verbos, uno tras otro, obviando el liviano detalle de que si no le metemos a la frase algún que otro adjetivo, conector, artículo, sustantivo o lo que se quiera colocar, la misma carece de absoluto sentido y no transmite ningún dato contundente.


Ejemplo: Eh... componer, militar… ser… continuar, sentir… siendo, escribir. Sentir.


Quiero trasmitirle que “poder mejorar expresar y orar”


3. Scioli: a diferencia del sujeto descrito anteriormente, este personaje ha olvidado decir los verbos. Aprendió (desde sus tiempos de gurrumín y en su derrotero de estadías en diferentes ministerios y secretarías) que la lógica argumentativa que lo haría famoso sería la de concatenar decenas de sustantivos sin el menor tipo de organización retórica.


Ejemplo: En ese sentido… deportes, salud, tratamiento, política. Sentimiento, justicia, militancia, pueblo.


Resta comentarte que “mejora, expresión, mayor-entendimiento, gente”.


Sí, ya sé, me acusarán de Anti K… A lo que responderé: hagan autocrítica muchachxs! Si algo de lo que dije es mentira, cumplo la prenda de irme una semana entera a la tribuna de programa nº 1 amirar ‘el progra’, con ‘los compas’”


pd: se agradece el aporte de la compañera Sánchez K y allegados, sin ellos el punto 2 y el 3 no hubieran sido lo que son!