16 may. 2011

C.A.B.A: la única ciudad en la que Mauricio puede considerar ser "re elegido" (tipo na'a gordo)

Tras ver cómo, finalmente, “está buenísima Buenos Aires” —cómo nadie puede transitarla, cómo los semáforos se acortaron y los viejos quedan varados en la mitad de la avenida Santa Fe esquivando taxis y colectivos porque jamás llegan a la vereda de enfrente a tiempo, como no hay más pobres visibles (han sido selectivamente desplazados y escondidos en lugares estratégicos de la ciudad), cómo las veredas y las ‘subiditas’ son unfriendly para discapacitados y personas con muletas/bastón— con la compañera (colegamiga, partener de aventuras y desventuras) Mera Correa, descubrimos que el camarada Mauricio (un capitalista pero de los buenos) ya consiguió nuevo slogan para su campaña de re elección:


Va a estar bueno Buenos Aires para los activos argentinos


Dicha frase se acompaña de un plan de acción que consiste en beneficiar a todos los jubilados, pensionados, subvencionados o receptores de algún plan asistencialista, nacidos en este hermoso y plural país, con un maravilloso traslado hacia alguna provincia lejana (el plan inicial era la de Buenos Aires, pero no tiene mucho feeling con el gobernador de turno), donde se los alojará en cajas amplias (no es error de tipeo, dije cajas) preferentemente las de heladera con freezer, dejándolos volver a dar un paseo por la Capital, en combi, una vez a la semana, específicamente los domingos a las 8 de la mañana, donde no afecten la circulación de ningún activo (que básicamente son los que sirven en términos financieros-económicos) y sin bajarse del automóvil, para asegurar que no decidan quedarse.
Por una ciudad donde el vecino no tenga por qué cruzarse con gente que no colabora con el sistema capitalista. En el fondo: ¿no sería el paraíso deseado por todos los vecinos de la Ciudad?”- (Creemos) sostuvo el compañero revolucionario y progresista Larreta (no se entiende mucho cuando habla, aunque a juzgar por sus movimientos de boca sospechamos que dijo eso).
Tras cuestionarle a Maurice Macrí (pronunciado en francés) qué haría con los extranjeros (a los que sólo tienen en cuenta cuando hay que matar a alguien), no quiso dar declaraciones. En realidad las dio, pero nos resultan intranscribibles.

¡Mauri 2011, por mucho más fascismo palermitano en toda la ciudad y por la puertomaderización de Buenos Aires! ¿Acaso no es esto lo que el votante medio de la Ciudad de Buenos Aires se merece?