14 oct. 2010

¿Por qué me abandonaste? Si no te hubieras ido sería tan feliz...

De todas las industrias productivas, masivas, interminables e increíblemente rentables que han proliferado con el capitalismo reinante, existe una que parece estar “condenada al éxito” ('Don Duhalde -el malo- dixit*) y a la existencia perpetua.
“Beneficiándonos” ad eternum con sus productos renovados, que de renovadores no tienen un carajo, y brindándonos sanamente una gran masa de elementos “útiles” que nos proporcionarán emociones encontradas, esta industria cosecha millones de dólares por mes en ganancias, directamente relacionada con la pérdida de moral, autoestima y deseos de vida de quien la consume.
No, no es el narcotráfico, ni el tráfico de mercaderías ni la venta ilegal de armas, ni la venta multimillonaria de softwares y jueguitos para la play. Nos referimos a la proliferante industria de “música pedorra para personas que sufren por desamor”.

Proliferación sin distinción de raza, color, edad, sexo o estado civil. Esta industria no discrimina
Uno tras otro, todos los cantantes —conocidos, desconocidos y en vía de desarrollo, desarrollados y por desarrollarse (o sea, pre púberes)— de este planeta tierra, han cantado, producido, apoyado, respaldado o escrito una canción que enriquezca a este subgénero: la Música Pedorra (des)Romántica de Desamor.
La cantan en español, en portugués, en chino, en coreano, en japonés, en inglés, en alemán y en ruso. La cantan lxs excelentes cantantes y lxs pésimos cantantes. La cantan lxs viejxs y lxs jóvenes; lxs buenxs y lxs malxs, lxs solterxs y lxs divorciadxs, lxs que se bañan una vez al día y lxs que lo hacen dos por semana. Todxs, pero un 'todos' inmundamente abarcativo han tenido su paso por este mundo maloliente y funesto del pedorrismo desamorado musicalizado.

Contenido pernicioso
Además de su excesivo sufrimiento plasmado en frases célebres difíciles de olvidar, su incalculable capacidad de lanzarnos dardos envenenados y llenos de gusanos comedores de carne justo en el medio de la herida, y de su increíble utilización de palabras pasadas de moda; la característica que las une a todas, es su inconmensurable placer por torturar o brindar armas de tortura, a cuanto ser abandonado, rechazado, desamorado y depresivo puedan.
Este tipo de música me genera una inconmensurable diarrea y muchos instintos asesinos juntos, pero es justo reconocer que en momentos de depresión pueden afectar a más de una dama con el corazón derruido.


Consigna revolucionaria
BASTA DE cantantes latinos lucrando millonariamente con el dolor ajeno y abonando todos los deseos suicidas de lxs recién engañadxs y abandonadxs.
Habrá que armarse de paciencia, armarse de valor o armarse con escopetas... Ya encontraremos la forma (Magui, 2010, acta fundacional de la BAEL).
La BAEL se tendrá que encargar de esto también.


----------------------------------------------------------------------
* Gracias AGUSTIN por aclararme la memoria!