18 ago. 2010

Otra queja y ya van ... ¿?

Si bien ya es oficial y nadie puede discutir que este blog se convirtió en el ABC de las quejas indeseables, no voy a cambiar la actitud hasta no terminar de enumerar y ajusticiar todos los reclamos que considere pertinentes. Va aquí uno de ellos:

Si pudieran evitar el teorema empalagoso, pedagogicista y ridículo que sostiene que "el sufrimiento y el desamor son un 'aprendizaje' que nos 'da conocimiento real' sobre el valor de la vida", se los agradecería.

Soy de las que creen que las dichas y las infelicidades, y los traumas y las existencias-sin-mambos, están, al igual que el dinero y la belleza, muy, pero muy, pero exageradamente muy mal distribuidos.

Me resulta una agresión al intelecto que pretendan hacernos creer que la forma de “saber (o aprender a) vivir” es "saber (o aprender a) patear el sufrimiento con mejor técnica", mientras una parte significante de la población, sabe vivir, sabiendo disfrutar del 100% de cosas buenas que les suceden.

Métanse el mandato ese que repiten como bobos en el fondo del cajón y díganme, —sin ningún discursito conciliador y positibosta impresentable— si acaso no están cansados de la repartija injusta de éxitos y fracasos, de relaciones amorosas sanas y las enfermas, de situaciones felices y situaciones de mierda, que rigen a este mundo.

Sincérense compañerxs... Es hora de que la verdad los/nos haga libres... Por los siglos de los siglos...