28 ago. 2010

Axiomas de la vida misma

Premisas fundamentales que es necesario entender para poder comprenderme a mí

Teoría de la perversidad de la memoria

Recordarás claramente aquello que te haga daño, en el momento más impreciso. Asimismo, no podrás reubicar en tu memoria aquel dato que podía salvarte la vida.

Teorema derivado: la invocación de un recuerdo fundamental (IRF) es igual a la capacidad de recordarlo en momentos oportunos (CRMO) menos la capacidad de recordarlos en momentos oportunos (CRMO).

Fórmula simplificada:

IRF= CRMO - CRMO
IRF= 0 (Cero)

Teoría del derrape

Las personas desquiciadas sienten mayor afinidad por otras personas igual o más desquiciadas.

Teorema derivado: lo agradable que te resulta una persona que conociste recientemente es directamente proporcional a la rapidez con la que va a derrapar.

Fórmula química:
Velocidad x masa desquiciante= simpatía [V . (md)= S]; la cagaste.

Teoría de la soledad

Por las noches la soledad desespera (Vergarabat Bersuit, 2004) pero por las tardes y por las mañanas también, todo depende de cuándo elija rebelarse tu indumentaria o cualquier elemento hogareño entendido como electrodoméstico o persiana, sistema eléctrico o muebles de madera.

Sustento empírico: siempre que el moñito de atrás del vestido, se convierte en un pequeñito nudo ajustado inaprensible... es cuando más lamentamos la soltería.

Teorema derivado: la ampliación en las tasas de suicido está directamente relacionada con la ruptura del calefón, en el medio de la ducha, de un soltero con la cabeza enjabonada.

Teoría esencialista del daño

El único que puede medir el daño, es quien lo ha sufrido, jamás quien lo generó y mucho menos los observadores neutrales.

Hipótesis ad hoc: los observadores neutrales no existen y en caso de existir, es preciso ponerlos de nuestro lado.

Teorema derivado: Lo esencial es invisible a los bobos... a los obvios y a los novios y los tres te harán daño alegando no saberlo. Los novios y los bobos seguramente jamás tomarán partido por nosotros, apelar a convencer a los obvios.

Teoría de la libertad de elección y/o de la previsibilidad

Si hay dos formas de hacer las cosas, elegirán la incorrecta.

Teorema derivado: Siempre que creas que alguien puede haber hecho lo peor, seguramente es verdad

Sustento empírico: las leyes de Murphy y la historia de mi vida.

Teoría del aviso previo

Siempre que alguien inicie su declaración con "no es por ofender" o "sin ánimos de despertar polémicas" claramente ofenderá a alguien y despertará irreparables polémicas.

Hipótesis que entra en contradicción: “el que avisa no traiciona”.

Teorema que prevalece: el mío, obvio.