14 jul. 2010

Si yo fuera Senadora...

Seguramente, no seré nunca representante del Pueblo en ningún Congreso, pero no quise dejar de contarles lo que yo estaría exponiendo hoy...

Presidente de la Cámara: Le cedemos la palabra a la Senadora López.

"Quiero decir que luego de la sarta de estupideces que he escuchado, mi capacidad para comunicarme con claridad se ha disminuido totalmente, quedando a la altura de los expositores que rechazaron el proyecto. Tenía cosas muy interesantes para contar, pero toda la gente que vota en contra no entenderá nada, justificando sus atroces argumentos en “cuánta cantidad de países avalan la homosexualidad”, en “la homosexualidad es una enfermedad que se contagiará a los hijos” y en “demasiado mal está la familia como para ahora dejar que los del mismo sexo adopten”.

En esta honorable jaula de tiranosaurios rex, mal denominada Senado de la Nación, quiero remarcar lo inmundamente derechosos, conservadores, ridículos, falazmente naturalistas y discriminatorios que han sido los discursos en contra de esta propuesta de matrimonio de personas de igual género.

Me parece importante además, decirle a todos lo hijo de una gran camionada de put…"

Presidente de la Cámara: Senadora, le pido cuide su vocabulario, guarde la compostura, porque estamos en la honorable Cámara de Senadores, esto no es una cancha de fútbol.

"Discúlpeme señor presidente, me gustaría que fuera una cancha de fútbol, para poder golpearlos y escupirlos, pero no lo es y no se puede.

Compañeros que han decidido rechazar la media sanción de diputados, veo necesario apelar a la proclama de la contemporánea Violencia Rivas “aniquilen su futuro”.

¿En qué momento lo que dice la biblia es justificación válida para hacer cualquier cosa? ¿Puede la iglesia decir quien debe tener sexo con quién? ¿Quién será buen padre y quien no? ¿Cómo es que nos sentamos en este recinto a debatir sobre lo terrible de vivir con madres/padres adoptivos homosexuales y no nos hemos sentado a debatir sobre lo terrible de haber sido educado en una escuela llena de curas o monjas?

¿Cómo pueden sugerir, basados en qué y con qué autoridad, que los niños adoptados serán mal educados: tendrán menos tabúes que ustedes, disfrutarán plenamente de su sexualidad, se sentirán más comprendidos? Oh! que el dios de ustedes nos resguarde de estas atrocidades hermosas. O capaz, serán comprensivos y no discriminarán por elecciones sexuales, o serán tan terribles que no juzgarán a todos por cosas que no hacen daño, capaz que hasta son seres que entienden el sentido de la vida sin represión y sin censura. Que su dios o su diablo nos proteja de semejante cosa! por favor.

Primero las mujeres eran inferiores y no tenían potestad (la ejercía por ellas los padres o los maridos), después, no se podían casar pobres con ricos, después gente de diferentes razas o etnias, después los negros no podían viajar en colectivo con los blancos, después los pobres no podían votar, después las damas no tenían derechos electorales, después los migrantes no podían acceder a salud y educación… Hoy le tocó el 8 a los homosexuales, que son víctimas de ese dedo podrido y oloroso, que (bajo el nombre de dios, el diablo y la patria) levantan ustedes para acusar para, (amparados en no sé qué rígida impunidad), cuestionar y criticar, creando divisiones, respaldando desigualdades ante la ley.

Tengo en mi haber muchas preguntas y pocas respuestas y dos carretillas de vergüenza ajena por las cosas que he tenido que escuchar.

Yo voto por el matrimonio entre personas de igual género, y les agradecerías dejen de decir "lo hermoso de que exista este debate". Porque dialogar sobre esto no habla de lo progresiva de esta sociedad, sino de lo resistente al cambio que es la parte más estática, statuquista y conservadora de esta sociedad, que es reticente a cualquier modificación que mejore la calidad de vida y garantice derechos a todos.

Les sugiero colectivamente que se compren una tortuga y se vayan despacito despacito, con la cruz en una mano y con el código civil-normativo retrógrado en la otra, bien a la mierda… y desde allá, legislen entre ustedes y filmen la remake de jurasic park… manga de dinosaurios genuflexos de derecha.

(Gracias Lula por invitarme a escribir mi propio discurso)