15 jul. 2009

Jefes fuera de lo común*

Luego del pasado viernes, descubrí que la vida de un empleado público de la nación vale NOTORIAMENTE más que la de todo el resto de los empleados.
Advertí atónita que si se enferma un empleado público de la nación de Influenza A H1N1 es JODIDÍSIMAMENTE peor que si se contagian muchos de los privados.
Enfrenté la cruel verdad de saber que las vacaciones inventadas en finde largo son IMPRESIONANTEMENTE más necesarias para los empleados públicos de la nación que para el resto de los ciudadanos y no ciudadanos de este país.
Luego de que la EXCELENTÍSIMA presidenta me escupió en la cara todas estas revelaciones, los jefes de mis amigos me cachetearon con algunas más:
I
"Nosotros no nos vamos a enfermar de gripe porcina, por que a nosotros nos protege Dios. Por eso mismo, el viernes no vamos a parar"
Siempre dije que la religión sirvió para justificar todas las cosas funestas y nefastas de este mundo. Pero esto es DEFINITIVAMENTE demasiado.
II
"La gripe A es una gran mentira. El cuerpo no está preparado para enfermarse antes de los 50. Somos sanos hasta esa edad"
A usted le hablo pediatra/neonatólogo búsquese otro negociado mafioso: ya descubrimos que su profesión es una farsa. Haga lavado de dinero con otro currito.
III
"La gripe porcina esa es un invento de los empleados, para darse el faltazo al laburo y que tengamos que pagarles igual. Son todos garcas"
Bueno compañeros conspirativos, CÓMO NADIE ME AVISÓ que la gripe porcina era el inicio de la revolución? Por acá pasaba la cosa: 1° dejamos de ir al trabajo pero seguimos cobrando esos ostentosos sueldos que nos pagan 2° nos organizamos en barricadas 3° no sé cómo pero hacemos la revolución (esta parte me queda media confusa, todo no se puede)
Cualquier consulta comuníquese con esta hermosa gente, que de manera honesta y solidaria dirige nuestra economía nacional
*Gracias Negra por tu incondicional aporte...