21 dic. 2008

Informe Final. Investigación 2008

Tras un prolongado análisis, que nos ocupó los últimos 6 meses —financiado por mi misma y por todos mis muy abultados sueldos de trabajadora Ad Honorem— hemos descubierto, con muy poca sorpresa pero con mucha indignación, que todas las palabras que expresan cosas negativas o desagradables, de la lengua española, pertenecen al género femenino.
A saber: La Maldad, La Mentira, La Censura, La Traición, La Falsedad, La Adicción, La Impunidad, La Perversión, La Pedofilia, La Corrupción, La Locura, La Agresión, La Violencia, La Incredulidad, La Venganza, La Infamia, La Tiranía, La Guerra, La Inmoralidad, La Discriminación.
La Soledad, La Tristeza, La Depresión, La Decepción, La Desesperanza, La Desconfianza, La Indignación, La Nostalgia, La Angustia, La Vergüenza (ajena), La Negatividad, La Desolación, La Mala Suerte, La Hipocresía.
Agregando, además, neologismos como: La Piratería, La Cyber-dependencia, La Transnacionalización,
Como si esto no fuera suficiente, hallamos las peores cosas que alguien puede hacer: los siete pecados capitales. Sin asombro: La Lujuria, La Gula, La Avaricia, La Pereza, La Ira, La Envidia y La Sobervia, todos sustantivos de género F, un total de 7 sobre 7.
Concluyendo: Señores, estimados directivos, empleados, administrativos, personal jerárquico, mantenimiento y todos los demás personajes nefastos y misóginos contratados por la RAE (entendiendo la sigla como: Real Academia Española, Reacios Activos a la Emancipación, Ratones Anti Eminencias o Ridículos Atados Eternamente) sépanlo, el mundo de las mujeres ha comenzado, el día de hoy, a dividirse entre : las que descubrimos que son unos machistas sin retorno y vamos a empezar a modificar el género de las palabras y aquellas que no les importa nada de lo que ustedes digan, de lo que yo diga, o lo que cualquiera diga —exceptuando de la categoría “cualquiera” a la Tía Vivi Canosa, a Papá Sofovich y a Emperador Tinelli—.
Están advertidos, YA no todo les será tan fácil.