30 nov. 2008

Al que No Madruga...

Hubo un tiempo atrás en el que supe postear cosas interesantes, pero ya no, así que para el que recién llega: LLEGASTE TARDE!
Y si, siempre hay un último en la fila de las entradas que llega a ventanilla cuando no quedan mas y le ponen el cartel de “no mas vacantes” en la cara, con la impunidad que caracteriza a los vendedores de entradas de shows internacionales.
Siempre está el gil ese que llega a las 14.59 al banco, y desde adentro el guardia le muestra su reloj que marca las 15.01.
O el que aparece súbitamente en retiro a las 22.15 y el colectivo salía 22.15 —pero del horario viejo—.
Llegaste tarde, como llegué yo tarde durante 6 años a la facultad a todas las materias en las que me anoté durante la mañana (y agradecé que llegaba)
Llegaste tarde, como llegaron tarde tantas personas a la “repartija de cerebro, ubicación y modales”— que la hace un ser “superior” que tiene poco de imparcial y que muy mal ha sabido repartir—.
Llegaste tarde como una gran amiga, a quien se ha aprendido a citar 2 hs antes de cada evento, luego de haberse apersonado en una cena, cita 21 hs, a las 22.50.
Llegaste tarde, como ese que fue despedido con causa justificada y sin indemnización, por haber tomado la costumbre de entrar 15 minutos tardes todos los días.
O ese otro que quiere ir a cenar al restaurante que cerró la semana pasada y El que sale con la billetera llena a comprar la oferta de verano en pleno inverno.
Llegaste tarde y a veces pasa. Te perdiste lo mejor de Se Acabó lo que se Daba, aquellos post de alumbramiento y direccionalidad, procaces, audaces, sagaces, haces, deshaces, etc., etc..Y hoy solo quería decirte eso, llegaste tarde. Nada mas por el momento.