27 oct. 2008

Mujer despechada y Amiga solidaria

Un diálogo imperdible:

N- Bueno nenis, calmate. Ya va a volver con el caballo cansado…
M- Es que no quiero que se le canse, quiero que se le muera el caballo.
N- Sí, tenés razón, que se le muera el caballo y lo aplaste…
M- Y lo mate a él también...
N- Si. Sin dudas, eso es mucho mejor...

El que esté libre de pecado que lance la primera piedra: ¿quién no deseó nunca que el equino se infarte de agotamiento provocando el fallecimiento imprevisto de su domador/domadora?
VAMOS! que acá no se salva nadie.
Con estos deseos de maldad, el infierno nos espera con los brazos abiertos!

Moraleja: Ser ateo servía para algo. Únase al equipo y desee muerte de caballos a troche y moche.

Atte. Ateo's Team!